martes, 16 de octubre de 2007

Sierra del Buey (Jumilla)


Esta sierra es muy conocida en Jumilla ya que su silueta se puede observar desde la misma ciudad, sobre todo al fondo de algunas calles de sentido oeste-este como calle del Calvario, Calle del Rollo, avenida de Levante, etc. y se encuentra a escasos kilómetros de la localidad.
Su máxima altura esta a 1.088 metros y es la segunda montaña más alta de Jumilla después del Carche. Tiene una alineación Suroeste-Noreste y constituye el extremo oriental de la alineación montañosa formada por la Sierra del Picarcho, Molar y Buey. Se trata de un anticlinal de largo desarrollo (unos 13 kilómetros) y una anchura de 1,5 kilómetros entre los términos municipales de Jumilla y Tecla. Tiene fuertes pendientes y acantilados en los dos lados que lo hace impresionante, sobre todo por su ladera sur, en la que se pueden ver estratos casi verticales.
Su delimitación con los cultivos viene marcada por las líneas de nivel de 700 a 800 metros según sectores, por lo que se hace un ascenso de casi 400 metros.
Esta delimitada por dos amplias cañadas como son la de la Jimena por el norte, dedicada sobre todo al cultivo del olivo, y la del Ardal por el sur eminentemente vitícola y cerealista. En la Hoya del Ardal se cuenta que se forman con frecuencia y tras enormes aguaceros de tormentas veraniegas, lagunas de más de 1 kilómetro de longitud y 300-400 metros de anchura, cuyas aguas han llegado a permanecer hasta 5 y 6 meses, de tal forma que las siembras del cereal habían de atrasarse hasta marzo. Esto debería ser, claro esta, hace bastantes años cuando las lluvias eran más generosas que en la actualidad.
Tiene algunas grutas y cavidades subterráneas: Cueva del Pino; Cueva del Cerrico del Oro.
Debido a su cercanía a la ciudad de Jumilla, la vegetación de la Sierra del Buey ha sufrido importantes alteraciones. El aprovechamiento de especies como la encina para la fabricación del carbón o la sabina como combustible en los hornos y la roturación de las áreas de menor pendiente para la plantación de cultivos tradicionales: vid, almendro y olivo, han sido las causas más importantes en la práctica desaparición de la vegetación potencial de esta sierra.

Actualmente está cubierta por matorral de esparto y tomillo, con algunos restos de encinar en la zona alta y presencia de de coscojas y madroños en la umbría. Paisaje en el que destacan zonas con vegetación subestépica de gramíneas y anuales (Hábitat Comunitario de Interés Prioritario) y pastos de superficies rocosas (catalogado como Raro).
Entre las especies de fauna destaca la existencia de una colonia de Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax), rapaces rupícolas como el Búho real (Bubo bubo), Halcón peregrino (Falco peregrinus), Águila real (Aquila chrysaetos).
Área de protección de la fauna silvestre, Ley 7/95.

LA RUTA:

La he empezado por la parte más cercana a Jumilla, saliendo con el coche por el barrio de San Juan por el camino que lleva a “Los Coloraos”. Debemos ir buscando las torres de alta tensión que hay justo al empezar la sierra.
Te diriges a la torre por el camino y a partir de la torre todo es subir, subir, subir y subir hasta la madama. Dio la coincidencia que el día anterior llovió bastante y por la mañana el frescor, la humedad y los olores a plantas aromáticas eran una sensación muy agradable, porque no es cuestión de subir corriendo, sino disfrutando de estas sensaciones y volviendo atrás la mirada para ver alejarse poco a poco la ciudad de Jumilla. Debemos subir siempre por la línea de cumbre viendo el paisaje que tenemos al norte y el que tenemos al sur. Algunos tramos tienen una senda sin marcar pero que se adivina fácilmente.
Hora y media hasta ver la cruz que un grupo de amigos le ha puesto a su amigo Vedú que murió en 1973, no se en qué circunstancias. Desde la cruz a la madama ya son dos minutos.
En la madama tiempo para ver el paisaje en todas direcciones y reponer fuerzas. Enseguida continuar hacia el parque eólico, siempre por toda la línea de cumbre.
Desde la madama al parque eólico hay otra hora larga. Si no queremos hacer la ruta tan largo podemos bajar por el primer barranco que vemos que se ensancha antes de coger la cornisa que nos lleva a los aerogeneradores, el Barranco de la Umbría del Madroñal.
Una vez en los aerogeneradores debemos ir pensando en bajar, ya que si optamos de bajar por la pista se nos alarga mucho la excursión. De no coger como bajada el Barranco del Madroñal, aconsejo coger el barranco que se ve a la izquierda de la pista entre el segundo y el tercer aerogenerador.
Yo me baje por el barranco que hay a la altura de la torre siete y cerca de llegar a los cultivos tuve que remontar, por un cortado de varios metros, para seguir hacia la derecha a buscar el barranco siguiente. Este no tenia problemas y te pone en los cultivos y enseguida en la carretera de la Jimena camino de Jumilla y los Hermanillos que empiezan a verse a lo lejos.
En esta época he comidote todo: uva de varias variedades, almendras, nueces, higos… en fin, que si se te olvida la merendera no pasarás hambre.



Bordeando el Cerro del Oro, vamos buscando la torre de alta tensión para subir por un collado que se ve a la izquierda de la torre para encontrarnos con el punto de inicio de la ruta.
El tiempo que he empleado en toda la ruta, ya digo, sin ir demasiado deprisa como cuando voy con Luisma, ha sido de 5 horas. Luego tuve las reparandorias de mi suegro y mi mujer por irme solo a esta sierra, que debo reconocer que si que es bastante traicionera.




Página web alemana de unos estudiantes de geología que han hecho un estudio de esta sierra:





4 comentarios:

Marta dijo...

Buenas!!estoy haciendo un estudio sobre la Cañada Real a su paso por Jumilla, conocéis bibliografía además de la editada por Naturspot?
Muchas gracias, seguiré atenta a vuestras excursiones

Andreseitor dijo...

No son alemanes, sino Holandeses que desde hace varios años visitan Jumilla para hacer estudios, sobre todo geomorfológicos. Si quieres saber algo más de la geología de la zona no dudes en preguntarme.

Andreseitor dijo...

Por cierto, "madama" es el nombre local que se le da al punto más alto del monte, allí donde se sitúa el vértice geodésico.

Juan Moreno dijo...

Marta, el único libro que conozco sobre la Cañada Real a su paso por esta zona es el que tu dices de la editorial Natursport. Le he preguntado a uno que sabe más que yo y dice que hay muy poco editado sobre el tema, que si encuentra algo me lo dirá. ¡Ah! y que ese que conocemos tiene algún error con el itinerario al cruzar la carretera de Murcia, pero no se exactamente donde.
Un saludo, por cierto, ¿de donde eres?