martes, 10 de noviembre de 2009

Batán del Puerto: circular por la Sierra del Agua

LA RUTA:
Día 7 de noviembre de 2009. El grupo Hinneni ha salido hoy a las 7:00 desde la Churrería de Sota camino de Batán del Puerto para hacer la salida de otoño de fin de semana. Yo los he acompañado para hacer la ruta del sábado, que presumiblemente era subir a las Almenaras, máxima altitud de la Sierra del Agua con casi 1800 msnm, pero los fuertes vientos que iba a haber en la zona ha hecho que hagamos otra ruta en la que la Almenara la hemos dejado a pocos metros.
Ha sido una ruta circular con salida y llegada a Batán del Puerto, bastante larga, ya que la hemos empezado a las 9:00 y la hemos terminado a las 17:30, con los habituales descansos de almorzar y comer. Muy “bonica” pero para mi gusto con un exceso de pista.
Lo más interesante: ver el “Tejo Viejo” y el acebo, que estaba en todo su esplendor, y del que desconocía que hubiera por estas latitudes.
Estos son los hitos del camino, perfectamente señalizados por una asociación de Paterna del Madera:
· Batán del Puerto: salida a las 9:00 por la carretera, subiendo, en la parada del autobús a la izquierda y enseguida vemos la señal que nos indica una senda que se toma a la derecha con dirección Juanfría. Vemos un par de tritones.
· Cuando termina la senda, seguir por un camino, sin dejarlo hasta llegar a un pequeño monte, que tiene una derivación con señales blancas y amarillas, que es un camino secundario, que enseguida desparece dando vistas a unas casas que se llaman “El Encebrico”, a las que tenemos que llegar.
· “El Encebrico”, una vez en estas casas, vemos un camino que sale por la derecha, siguiendo la dirección Juanfría.
· Muy cerca de la casa, en el camino, vemos la fuente del Encebrico.
· Llegamos al dichoso Juanfría, ¡jolines que parece que no llegábamos! Es una pequeña área recreativa que hay en la umbría. Una vez aquí seguimos la indicación “La Lagunilla”, por una pista que sigue dirección recta desde donde venimos, dejando a la derecha otra pista que no debemos coger. Muy cerca de aquí dice Roque que hay un pequeño salto de agua que en invierno, cuando caen los hielos tan fuertes de estas zonas, se va congelando, formando unas columnas de hielo. Llegamos a Juanfría a las 11:45, después de casi 8 km de marcha.
· Llegamos a “La Lagunilla”, en una especie de collado llano con una hondonada, que probablemente contenga agua en épocas de lluvia, de ahí su nombre. Hora: 12:10.
· Seguimos la pista bordeando la Lagunilla y a la derecha vemos otra pista que debemos coger que pone “Tejo Viejo”.
· Cuando llegamos a un collado, seguimos dirección “Tejo Viejo”, en esta zona por una senda muy umbrosa. Pone que faltan para el famoso tejo 550 metros, por lo que enseguida lo vemos. En esta zona es donde he visto el acebo, impresionante, ya que algunos estaban llenos de sus bolas rojas.
· Tejo Viejo: 13:00 horas. Es impresionante su tronco, muy irregular y lleno de musgos y líquenes. Parece que el tronco está en una cueva, porque las ramas no dejan pasar la luz. Una vez visto y hechas las fotos de rigor, seguimos indicación “La Cocota”, 510 metros.
· La Cocota: 13:10. desde aquí es donde se ve impresionante el pico de las Almenaras y el del Grito. Qué pena que no podamos subirlo, pero antes o después lo subiré. Las vistas desde este collado son impresionantes a pesar del intenso aire que hace.
· Vamos bajando por la cuerda que se encuentra a la derecha y vemos al fondo del barranco un pequeño caserío, Caserío Tortas, que es la dirección que debemos tomar y hacía donde debemos dirigirnos por una bonita senda con fuerte pendiente.
· Cuando termina la senda, en una pista y justo en un arroyo, debemos coger la pista a la derecha.
· Pasamos el Cortijo Tortas y llegamos a una casa nueva, con la fachada de piedra, a la izquierda de la carretera. Comemos aquí. Empezamos a andar a las 15:05
· Vamos caminando por la carretera y pasamos una aldea que hay a mano derecha, no se si es Masegosillo. Enseguida pasamos un cruce que va a Paterna del Madera y poco después vemos un camino que sale de la carretera a mano izquierda que se adentra en el monte subiéndolo. La seguimos. Pone “Refugio de la Cabeza” y también Paterna del Madera.
· Nos encontramos varias señales y siempre seguimos Paterna del Madera. Pasamos por el Refugio de la Cabeza y seguimos las indicaciones de Paterna del Madera hasta que una senda nos deja en una pista donde vemos la indicación “Vegallera” 7020 metros. Esta senda es la que debemos seguir, bajando del monte.
· Nos encontramos con una canalización de agua en una tubería negra que debemos ir siguiendo hasta cruzar el río Hoyos y llegar a la carretera en la que empezamos la marcha. Ya enseguida estamos en Batán del Puerto, donde vemos otros río, el Endrinales que se junta aquí con el Hoyos y forman, a partir de aquí, el río Madera. Y bueno, ya hemos llegado. Son las 17:50 y habremos hecho en estas ocho horas y media alrededor de 30 kilómetros.

Información sobre las cuencas de los ríos Endrinales, y Madera:
http://www.chsegura.es/chs/cuenca/restauracionderios/riberas/









Texto, fragmentos: José María Galiana. 25/02/2003
(http://servicios.laverdad.es/guiaocio/previa/reportajes/rutas250203.htm)

Los últimos grandes osos castellano-manchegos sobrevivieron hasta los siglos XVII y XVIII en el imponente calar de la Osera, al que se llega por el puerto de Las Crucetillas (1450 metros de altitud) que une Riópar y Batán del Puerto, y otro tanto sucedió con el lobo deitanus, una subespecie del lobo ibérico. Pertenece al espacio natural Sierra de Alcaraz /Río Mundo, un núcleo de espectaculares montañas separadas por angostos desfiladeros que devienen en valles fecundos.

Junto a espacios de alto valor natural, como los muy visitados Chorros del Mundo, hay otros escasamente conocidos. Es el caso del citado calar de la Osera, el valle del río Madera, la cumbre de Almenara (1797 metros) y la cantarina sierra del Agua, un territorio solitario de grandes mesetas calcáreas poblado de bosques de pino laricio y negral en zonas superiores a mil metros, y en cotas inferiores de pino carrasco de repoblación, encinares, chopos de gran altura y vegetación de ribera, cobijo de venados, gatos monteses, zorros, muflones, ginetas, jabalíes, garzas, nutrias, anátidas invernantes y un amplio abanico de rapaces: águilas reales, calzadas y perdiceras, alimoches, búhos chicos y reales, buitres leonados y halcones peregrinos.

Hasta siete cuerdas serranas distintas, separadas por ríos de régimen torrencial, forman esta alineación montuosa de Alcaraz: del Pino Cano, Atalaya, de la Vera Cruz, Calar de la Osera, del Cujón, Calar del Mundo y sierra del Agua, topónimo consecuente ya que en la carta topográfica se nombran y enumeran 73 manantiales que brotan de abruptos calares, verdean peñascos afilados como agujas, resbalan por lechos de cantos rodados y alimentan el cauce de los ríos Madera y Endrinales, afluentes de un afluente mayor, el Mundo…..…

El color verde, en toda su gama, es el protagonista de una serranía que ha sido considerada la cuarta en número y densidad de formas botánicas exclusivas de España. Grandes masas de pinares y extensiones de bosque mediterráneo embellecen las cuencas de los ríos Mundo y Bogarra que discurren entre plácidos valles y agrestes calares, regando aldeas y labrantías que fueron frontera de los reinos de Murcia, Castilla y Granada, en un paisaje salpicado de nogales, cerezos, tejos, choperas, avellanos, encinas, robles, olmos, guindos, fresnos, quejigos, olivos, almendros y frutales para consumo doméstico….

La naturaleza se ofrece aquí plena y gozosa, entre molinos de origen árabe, restos de castillos que coronan los riscos más escarpados y sirven de refugio a la cabra montés, ermitas encaladas, remozados balnearios de agua termal, plantas aromáticas y casas rurales que huelen a leña quemada.


El molino de los Batanes
Apetece descansar en el antiguo molino de los Batanes, ceñido por montañas que superan el millar de metros de altura: El Bañadero (1389); El Cabeza (1504) y Penalta (1512), un oasis de silencio entreverado de manzanos, nogueras y pequeños bancales de hortalizas que los vecinos cultivan para consumo propio.Desde hace unos años, con el auge del turismo rural, este caserío encajado por escarpes rocosos recibe la visita de familias de Alcaraz, parejas de enamorados y naturalistas que pernoctan en el hostal del Batán o se detienen para saborear parte de un ancestral recetario: paté de ciervo, gachasmigas, gazpachos de liebre, andrajos con morcillas, arroz caldoso con pollo y costillejas, chorizo de jabalí, jamón con puré de manzana o pringue, una especie de sémola con tropezones de embutido picado…

1 comentario:

diego garcia dijo...

hola jumillanos , me llamo diego y soy paisano vuestro residente en pilar de la horadada (alicante), me pongo en contacto con vosotros por que llevo tiempo viendo vuestras rutas y me gustan por que alguna de ellas he tenido el gusto de realizarla, tambien dedico mi tiempo libre al senderismo y la montaña a si que os mando enlace a mi blog espero que os guste, un abrazo y hasta pronto